Recluso construye réplica de avión desde la cárcel

Félix Aracena es un preso conocido por internos y autoridades de la cárcel Palo Hincado como “El Varón Rojo” y su apodo le viene porque desde la cárcel se ha convertido en una pequeña celebridad tras construir una réplica de una aeronave alemana de la Primera Guerra Mundial.

Aracena es mercadólogo y ahora también piloto graduado, aunque todavía no ha volado, pues no ha conseguido permisos para las pruebas y lleva ocho años guardando prisión.

Según el Listín Diario, esa hazaña la logró en tres meses. Primero construyó uno de madera para motivar el permiso de las autoridades del penal y luego lo hizo de metal para que pueda ser exhibido en carnavales y exposiciones por todo el país.

Aracena podría haberse convertido también en el primer privado de libertad en el mundo a quien se le otorga un permiso especial para estudiar para ser piloto de avión. Lo cursó por dos años y medio de manera sabatina en Santo Domingo y con esos conocimientos adquiridos construyó la réplica de la aeronave.

“Durante ese tiempo, cada sábado un equipo de apoyo de la Dirección de Prisiones me trasladaba a Santo Domingo donde yo aprovechaba tanto el tiempo que fui una de las notas más sobresalientes”, recuerda emocionado.

Sobre la motivación para la creación de esta obra reflexiona: “El que me conoce sabe que a mí me gustan los retos, pero también lo hice para mostrarles a los demás internos de esta prisión y las otras prisiones que todo se puede, que las limitaciones son mentales, y que todo depende de uno mismo”.

0 Reviews

Write a Review

Read Previous

Bomberos rescatan a un perro en un lago congelado

Read Next

Se le cae una granada y su instructor le salva la vida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *