Amigos gastan sus ahorros en oxígeno para ayudar a los enfermos de covid

Trece amigos peruanos, que perdieron su trabajo a causa del confinamiento y estaban indignados por los precios de los cilindros de oxígeno en tiempos de pandemia, invirtieron sus ahorros para poner en marcha una planta que ayude a salvar vidas de los afectados en los barrios más pobres de Lima.

En un tiempo récord, el grupo puso en funcionamiento una planta generadora de oxígeno (PGO) justo antes de la llegada de la segunda ola de la pandemia a Perú.

«Prácticamente estaban discriminando la vida de la gente, entre el que podía pagar y el que no podía pagar. La gente se moría porque no podía pagar. No se necesita especular con la salud de las personas», criticó Augusto Armas, uno de los promotores de la iniciativa.

A él le gusta llamar a sus socios «los trece del gallo», comparando su ‘cruzada’ contra el coronavirus con la del grupo de los expedicionarios de Francisco Pizarro, que conquistó Perú.

Según Armas, el principal objetivo de la PGO es ofrecer oxígeno a los necesitados por un precio asequible.

«Este proyecto es un esfuerzo del pueblo para el pueblo, para las personas de a pie, para todo aquel que toque a la puerta o llame a nuestro teléfono. Un pulmón más para quien necesite oxígeno o algo de vida», agregó. En su PGO el metro cúbico de oxígeno tiene un precio fijo de 15 soles (unos 4,15 dólares) y los cilindros de 8 y 10 metros cúbicos valen entre 900 y 1.100 soles (entre 250 y 304 dólares).

Read Previous

Hormonas masculinas, una posible clave contra el cáncer de mama

Read Next

Queda atrapado en vagón del tren y pasajeros lo liberan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *